Continuación trabajos Presa Monte Grande revive esperanzas en Bahoruco, Independencia y Barahona.


Para el segundo componente de la obra, el gobierno adelantó al Consorcio Monte Grande, encargado de la edificación, una  partida de 30 millones de dólares, unos 1400 millones de pesos. 

En las provincias Bahoruco, Independencia y Barahona, la continuación de los trabajos despierta amplias expectativas y esperanzas de desarrollo.
El texto siguiente fue tomado de El Caribe.
El Gobierno, a través del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi), garantizó el jueves que en 30 meses será concluida la presa Monte Grande.

El director del organismo, Olgo Fernández, encabezó una actividad en la que dio garantías de que las labores no se detendrán. “Ya el Presidente instruyó dar inicio a esta obra, que conlleva cinco etapas. El componente número uno se concluyó en 2015 y se entregó, que es la complementación y rehabilitación de la presa Sabana Yegua. Y en este mes de enero dimos inicio a Monte Grande”, sostuvo el funcionario.

Como ya se concluyó el primer componente del proyecto global que incluye la presa Monte Grande, los trabajos partirán desde un segundo componente, que es la construcción de los sistemas de riego para las provincias Bahoruco e Independencia. Con esa parte se buscará irrigar unas 32 mil hectáreas (unas 512 mil tareas). 

Un tercer componente, implica trabajos que impactarán positivamente unas 300 mil tareas de la provincia Barahona”, indicó Fernández.

El cuarto componente del proyecto general es un poblado para alojar a familias que serán afectadas por el lago de la presa”, dijo Fernández. 

Prosiguió que un quinto componente tiene que ver con las obras de mitigación de la cuenca baja, entre ellas el dren de Canoa, Caño Trujillo y Canal Cristóbal y todas las obras para salvaguardar la vida de los ciudadanos de Vicente Noble, Tamayo, Pescadería, Palo Alto y Jaquimeyes.

“Son lugares que históricamente se ven afectados cuando hay lluvias intensas y el río Yaque del Sur se crece”, explicó Olgo Fernández a los periodistas. Y garantizó que una vez Monte Grande pase a regular los 350 millones metros cúbicos de agua que va a almacenar, el lago Enriquillo dejará de recibir volúmenes extraordinarios de líquido y así dejará de ocupar áreas que la región necesita para cultivar. Algunas de esas áreas que las ha ocupado, por ejemplo en la provincia Independencia, donde el Gobierno se vio precisado a mudar una comunidad de un lado a otro. Esa comunidad es Boca de Cachón.

Los 30 millones de dólares que dispuso el Gobierno –el pasado viernes- corresponden a un avance al consorcio Monte Grande para que no detenga las labores. El referido consorcio está integrado por las constructoras Andrade Gutierrez (brasileña) y Servinca, de origen dominicano.

Los 30 millones de dólares fueron tomados como un préstamo puente al Banco de Reservas. El financiamiento internacional no ha entrado por cuestiones de trámites burocráticos que deben verse en el Congreso, aseguró Fernández. 

Por la construcción de la presa será necesario movilizar unas 370 familias, algunas de las cuales actualmente residen en casas carentes de condiciones para el hábitat, en comunidades como Los Güiros y La Meseta. “Eso fue consensuado con el obispado de Azua, el de Barahona, las comunidades y la Defensoría del Pueblo”, dijo Olgo Fernández. Participan también las distintas iglesias. “Esto es para que nadie se queje”, indicó el director del Indrhi.

Datos tomados de EL CARIBE
Compartir en Google Plus

Sobre Luis Herasme

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment