Condenado en Santiago a 30 años hombre envenenó suegro.


Por Maxwell Reyes
 

SANTIAGO.-Los jueces del Tercer Tribunal Colegiado de aquí, condenaron ayer a 30 años de prisión, a un hombre acusado de preparar una batida de zapote a la que le echó veneno, que su suegro ingirió y murió en un hecho que ocurrió hace dos años en Palmarejo de Villa González.
El tribunal presidido por la magistrada, Deyanira Méndez, encontró culpable al imputado Rafael Antonio García por la muerte de Isidro Manuel Ovalles Santos, de 60 años y provocarle daños a Nieves Carolina Ovalles, hija de la víctima quien también ingirió la batida que contenía una sustancia tóxica.

Nieves Carolina, era concubina del agresor. Los jueces también condenaron a Rafael Antonio al pago de 2 millones de pesos como indemnización.

Este hecho ocurrió, la mañana del 7 de noviembre del 2015 en Palmarejo municipio Villa González, cuando García llegó a la vivienda con varios vasos conteniendo el jugo de zapote y varias “tostadas” (sándwiches) realizando la acción de mezclar las bebidas con veneno.

Rafael Antonio García fue procesado por el Ministerio Público por violar el artículo 301 del Código Penal Dominicano que penaliza el atentando contra la vida de una persona cometido por medio de sustancias que pueden causar la muerte.