Velados y sepultados cinco miembros de una familia



PUERTO PLATA.- En medio de una gran manifestación de dolor colectivo de todos los residentes en la comunidad La Catalina, fueron velados en la sala de una modesta vivienda los cadáveres calcinados de tres adultos y dos menores que perecieron la noche del domingo en aparatoso accidente sucedido proximo al túnel del municipio de Altamira.
Los fallecidos fueron Luis Felipe Álvarez de 48 años, Juana Bautista de 55 años, Dora Moya de 38 años y los menores Norelis Álvarez de 12 años y Enger Moya de tres años de edad quienes residían en la comunidad La Catalina de Altamira y según el informe de la Autoridad Metropolitana del Transporte (AMET), murieron carbonizado en el interior de la jeepeta marca Toyota Runner, de color dorado, placa G-030777, que chocó de frente con un autobús de pasajeros, cuyo conductor tras el accidente dejó esa unidad abandonada y emprendió la huida.
 Se recuerda que este fatal accidente ocurrió en las proximidades del túnel de Altamira cuando los hoy occisos se desplazaban por dicha vía a bordo de una yipeta la cual fue impactada a una gran velocidad por el conductor de una guagua banderita que regresaba a una gran velocidad de un paseo desde las playas de Puerto Plata, resultando incendiada de inmediato ya que sistema de gas explotó.
Luego de este accidente, decenas de personas en Puerto Plata y toda la costa Norte han opinado que estos hechos trágicos son ocasionados por la alta peligrosidad de la autopista Navarrete-Puerto Plata ya que a cada momento se producen choques y colisiones que siguen dejando víctimas fatales y decenas de personas lesionadas.