Mujica llegó al poder con un cepillito y salió con el cepillito.

Tomado de Acento.com.do


Entró al poder con un cepillito y salió de poder con el mismo vehículo. Durante su vida, en repetidas ocasiones Pepe ha hecho hincapié en que la felicidad no es conseguir dinero

Pepe Mujica llegó a la presidencia de su país, Uruguay, montado en su vehículo Volskwagen de 1987, conocido en Suramérica como un Fusca, y en República Dominicana como un Cepillo. Cuatro años después salió del poder en el mismo carrito.
José –Pepe-Mujica talvez haya sido el único presidente que en estos tiempos se atreve a manejar su vehículo y, sin ningún temor, detenerse en una carretera a darle o una bola o aventón a un desconocido.

Pero no se trata de un político más. Pepe Mujica llegó a la presidencia de su país, Uruguay, montado en su vehículo Volskwagen de 1987, conocido en Suramérica como un Fusca, y en República Dominicana como un Cepillo. Cuatro años después salió del poder en el mismo carrito.

Es el mismo vehículo por el cual Pepe Mujica recibió dos ofertas de compra de parte millonarios excéntricos, una por 1 millón de dólares y otra por 2 millones de dólares. Aunque en principio pensó si aceptaba una de las ofertas para usar el dinero en beneficio de gente necesitada, luego dijo que no, que prefería conservar su carrito.

A continuación un trabajo especial tomado de RT Actualidad.

Pepe Mujica: el hombre que cambió la forma de hacer política

“Soy de los hombres que creen que lo mejor siempre está por venir”

Con esas palabras deja la presidencia de Uruguay José ‘Pepe’ Mujica. Sin embargo, las bases de ese futuro mejor han sido sentadas por el mismo presidente. ‘El mandatario más humilde del mundo’ e ídolo para muchos latinoamericanos, se va con un fuerte y consolidado legado y el reconocimiento sincero del pueblo uruguayo.

Mujica, de 79 años, ha permanecido en el máximo cargo desde el 1 de marzo de 2010. Este 1 de marzo dejó oficialmente la Presidencia en manos de Tabaré Vázquez, quien asumirá el poder en Uruguay.

“José Mujica está por delante de su tiempo”, dijo la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff.

Mujica nació el 20 de mayo de 1935 en Montevideo, en el seno de una familia humilde y de descendientes vascos. En su juventud, militó para el grupo político tradicional uruguayo Partido Nacional, llegando a ser secretario general de la Juventud del mismo.

A mediados de los 60 fundó el Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros (MLN-T), con el que participó en operativos guerrilleros. En esa temporada fue baleado, cayó prisionero cuatro veces donde fue sometido a torturas brutales y pasó un total de casi 15 años en prisión. En 1985, con el retorno de la democracia al Uruguay, fue puesto en libertad junto a otros presos políticos favorecidos por una amnistía.

“La profesión de presidente no existe, ni la formación. Solo hay lo que se practica”…

“Estaré a la orden de la causa de la unidad de América Latina esté donde esté y no me voy a callar. Voy a seguir batallando porque estaremos juntos o estaremos vencidos y es una torpeza que no lo entendamos”.

Pasados unos años, creó junto con otros representantes del MLN y sectores de izquierda el Movimiento de Participación Popular (MPP) en el seno de la coalición Frente Amplio. Desde entonces el humilde político ascendió por la escalera política. Ocupó el cargo de diputado, senador, y como ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca. A finales de 2009, el pueblo uruguayo lo eligió como su presidente para el período 2010 – 2015.

“Soy un campesino, en mi manera de pensar, de ver la vida y la naturaleza”, dijo en una ocasión.

En realidad vive en el campo, rodeado de cultivos, perros y gallinas… Una vida casi imposible de imaginar para cualquier mandatario.

Por su estilo informal y campechano, ‘Pepe’, llamado también como ‘el presidente más pobre del mundo’, conquistó a los ciudadanos uruguayos y a los pueblos de otros países. Su filosofía de vida y el modo de vivir modesto, en contraste con otros presidentes, atrajo la atención.

“Es el último héroe que acepto como un héroe en el mundo de la política. (…) Es extremadamente inteligente y rápido. Un hombre que cree en las ideas y en que necesitamos un nuevo mundo”, expresó el cineasta serbio Emir Kusturica.

Las lecciones de vida del carismático presidente uruguayo


Pepe, en su casa, en un campo cercano a Montevideo.

Una de las iniciativas regionales más importantes de Mujica fue aunar esfuerzos para mejorar la integración energética en Sudamérica y evitar el avance de intereses privados en la región. “América del Sur tiene que tener un sistema interconectado de energía eléctrica por todas partes, cuanto más grande el sistema y mejor intercomunicado, menores serán los costos para los Estados”, señaló.

Además, merecen la atención algunas de las visiones del referente uruguayo a la política internacional. Así, Mujica en repetidas ocasiones criticó la posición de EE.UU. hacia América Latina. “En América Latina, lo que más ha servido de la política de EE.UU. es cuando no se mete”, sugirió una vez.

“Los latinoamericanos pensamos en una lengua en común, tenemos un patrimonio religioso común. En la base de nuestra sociedad, a pesar de las diferencias, tenemos mucha más identidad que la que existe en muchísimos macroestados”, explicó en una entrevista del 1 de febrero de 2014.

En otra entrevista con RT Actualidad, Pepe Mujica se refirió a la situación de inequidad que existe en Sudamérica, afirmando que “seguimos siendo el continente más injusto que hay sobre la Tierra, hay una desigualdad enorme”.

En cuanto a la ofensiva de Israel contra la Franja de Gaza, Mujica lo calificó de “genocidio”. Siempre que estalló la tensión en Oriente Próximo, el mandatario mostró su preocupación por la situación en esta parte del mundo.

Pepe Mujica llegó a la presidencia de su país, Uruguay, montado en su vehículo Volskwagen de 1987, conocido en República Dominicana como un Cepillo. Cuatro años después salió del poder en el mismo carrito

“Todos tienen derecho a defenderse, pero hay defensas que no se pueden hacer”, enfatizó condenando el uso desproporcionado de la fuerza por parte de Israel contra Gaza el año pasado.

Poco después, en una de las entrevistas Mujica explicó por qué no aceptaría el Nobel de la Paz y los motivos por los cuales la situación mundial actual le parece una “guerra caliente”.

“Yo no puedo ni debo aceptar premios a la paz en las condiciones de este mundo. Se criticó mucho la Guerra Fría y, obviamente, no fueron años dulces; pero fueron mucho más ordenados que el desastre que tenemos hoy en día. Por lo menos antes había teléfonos y los tipos se hablaban, había reglas del juego. Lo de hoy es una locura”.

Comentando la victoria de su sucesor, Tabaré Vázquez, en las presidenciales de octubre 2014, recordó que “la profesión de presidente no existe, ni la formación. Solo hay lo que se practica”.

“Pepe es representante de esta hermosa diversidad humanista de la izquierda latinoamericana del siglo XXI. Da una lucha tremenda contra el consumismo, por la sencillez de la vida y la felicidad verdadera. Es un hombre que forjó sus valores en la lucha y con 14 años de presidio espantoso, digno de los aislamientos de las dictaduras fascistas y de ultraderecha”, consideró el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.


Pepe se ganó la admiración y el cariño en todo el mundo. Aquí, con el grupo de rock Aerosmith

Mujica pasará a la historia no sólo como el líder más ‘humilde’, sino también como impulsor de medidas importantes y atrevidas que han cambiado al país.

Varias de las iniciativas del gobierno de Mujica encuentran hasta ahora tanto apoyo incondicional como una oposición acérrima. Entre las atrevidas iniciativas, figuran la despenalización de la interrupción del embarazo hasta la duodécima semana de gestación, la legalización de la compra, venta y cultivo de marihuana bajo supervisión del Estado, y la aprobación del matrimonio homosexual.

“Nosotros creemos que el narcotráfico, no la droga, el narcotráfico es el peor flagelo que estamos soportando recientemente en América Latina”, dijo en una entrevista del 29 de enero de 2013.

También habló sobre la importancia de la Celac, de la política contemporánea, la “legendaria” figura del presidente venezolano Chávez, así como de las relaciones con países vecinos y la situación actual en la economía mundial.

“La política sigue discutiendo más o menos en términos muy anquilosados, muy parecidos. Nos alejamos de algunos valores y hay mucha gente infeliz en el mundo, no solo pobre. Acá nos preocupamos solo por los pobres y tenemos que empezarnos a preocupar por los infelices. La soledad de las grandes ciudades, el estar solo en el medio, en la multitud, ¿por qué? Bueno, porque hay otra serie de cosas. Y la política no toca eso”.

Durante su vida, en repetidas ocasiones Pepe hizo hincapié en que la felicidad no es conseguir dinero. Aún más, lamentaba cuando la política es guiada por el afán de conseguir fondos.

En una de las entrevistas Mujica subrayó que “a los que les gusta mucho la plata hay que correrlos de la política, porque si no, terminamos hipotecando la confianza de la gente”.

“Yo vivo, en términos generales, como vivía antes de ser presidente y de ser legislador. Vivía así y sigo viviendo de la misma manera. En realidad, tiendo a vivir como la inmensa mayoría y la forma de vivir que tiene el pueblo uruguayo”, aseguró Mujica a RT en una entrevista.

“No tuve hijos porque me dediqué a cambiar el mundo y hay muchos muchachos sueltos que aprenden un oficio para ganarse la vida”, dijo en otra ocasión.

Lamentó al mismo tiempo que el mundo esté cada vez “más rico y muy egoísta”, dijo Mujica en el programa Detrás de la noticia, de la escritora y abogada Eva Golinger.

“El presidente Mujica tiene una extraordinaria credibilidad en lo que se refiere a asuntos de democracia y derechos humanos, dados sus fuertes valores y su historia personal, y es un líder en esos asuntos en todo el hemisferio”, dijo el presidente de EE.UU., Barack Obama.

Los grandes momentos de Mujica fuera de la política


Pepe y Ricki Martin

A lo largo de la historia reciente ha habido acontecimientos, hechos y frases relacionadas al presidente Mujica que no solo tienen que ver con la política. Una de ellas fue cuando insultó duramente a los dirigentes de la FIFA tras la dura sanción que ese organismo impuso al delantero uruguayo Luis Suárez por su supuesto mordisco a Chiellini.

Un periodista le preguntó al mandatario sobre dicha polémica.”La FIFA son una manga de viejos hijos de puta”, dijo Mujica sin morderse la lengua. El periodista, sorprendido al igual que todos los que estaban alrededor, preguntó al presidente si podía publicar el video. “Publícalo”, respondió el jefe de Estado, agregando que “podrían haberlo sancionado, pero no con sanciones fascistas”.

Pepe Mujica levantó aplausos por un comentario dirigido a una compatriota que, preocupada por el futuro del país, hizo al mandatario una pregunta ante un amplio auditorio en la sede del Banco Mundial. “Piba, te daría un beso”, le dijo Mujica a la joven, quien acababa de efectuar una detallada reflexión acerca de los problemas de educación en Uruguay y la migración.

Una vez Mujica dijo que mientras viva nunca venderá su viejo Volkswagen Fusca , deseado por un jeque árabe que ofreció un millón de dólares por el automóvil del Jefe de Estado ‘más pobre del mundo’.

Hace poco el presidente uruguayo recogió con su mítico coche a un hombre que realizaba autostop en una carretera del departamento de Colonia, en el suroeste del país sudamericano. “No cualquiera ayuda a alguien en la ruta y menos un presidente”, comentó el hombre asombrado. Pero sí el presidente Mujica, un presidente sin igual.

Otro momento mediático fue cuando se hizo pública una foto en la que almorzaba junto con su esposa en un modesto restaurante. La imagen se hizo viral, volviendo a comprobar que ‘Pepe’ es muy querido en su país por su estilo de vida antimaterialista.

“Es una enorme satisfacción acompañarle en los últimos días de su mandato. Su humildad y su compromiso nos inspira a seguir trabajando por nuestros pueblos. Sus mensajes de orientación, sus mensajes de liberación y de interacción nos alientan bastante”, comentó el presidente de Bolivia, Evo Morales.

Resumiendo los resultados de su gobierno de cinco años, el cuadragésimo presidente de Uruguay está convencido de que deja el país “un poco mejor, al menos desde el punto de vista de la justicia social. Hay menos pobres e indigentes y hacia el porvenir se dibuja una sociedad mejor”, sostuvo.
Compartir en Google Plus

Sobre Luis Herasme

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment