Gonzalo va por candidatura presidencial. Renuncia como Ministro Obras Públicas.


Miércoles, 31 de agosto 2019
Por Luis Herasme.

En la tarde de este miércoles, en un discurso de algo menos de 30 minutos, el dirigente político Gonzalo Castillo, anunció su decisión de buscar la candidatura presidencial, convencido de que será previamente escogido, mediante encuestas, como el pre-candidato presidencial del consenso de la fuerza danilista, para enfrentar a Leonel Fernandez en las primarias abiertas del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), a realizarse el 6 de octubre próximo.

En medio de recurrentes aplausos y ovaciones, Gonzalo centró su discurso en resaltar la obra de gobierno del presidente Danilo Medina, la cual -dijo- debe ser continuada en la siguiente gestión, con más visitas sorpresa, más obras publicas, mas escuelas, más agropecuaria, más estancias infantiles, mas hospitales, más crecimiento, más energía y mayor crecimiento económico.

“Dominicanos, les confirmo mi decisión de competir por la candidatura presidencial del Partido de la Liberación Dominicana”, expresó Gonzalo, y a seguidas informó que renunció la mañana de este miércoles al puesto de Ministro de Obras Publicas, efectiva al lunes 5 de agosto.

Tras expresar seguridad de que será el candidato del consenso de los seguidores de Medina, Gonzalo aseguro que ganará la candidatura presidencial en las primarias de octubre y luego las elecciones generales de mayo del 2020.

En casi todo su discurso, Gonzalo fue constante en resaltar la buena obra de gobierno de su mentor y guía político, Danilo Medina, y dijo que lamentó profundamente su decisión de no buscar la reelección presidencial. 


DISCURSO COMPLETO

Buenas tardes: amigos de la prensa, damas y caballeros, a todos los aquí presentes,
Pueblo dominicano.
Desde que nuestro Presidente Danilo Medina anunciara su decisión de no optar por un tercer mandato constitucional, hemos reflexionado profundamente sobre la posibilidad de competir o no, dentro de un ambiente democrático, y en un clima de respeto y compañerismo, por la nominación presidencial de nuestro partido de la liberación dominicana.
La candidatura presidencial es un enorme privilegio, porque significaría poder garantizarle al pueblo, la continuidad del mejor gobierno que ha tenido la República Dominicana en toda su historia.
Confieso que nuestra decisión, la cual estoy a punto de anunciarles, es el fruto de una profunda reflexión, de rigurosas consultas familiares, de escuchar a muchos dominicanos.
A lo largo de estos últimos meses, se nos han acercado representantes de diferentes esferas de la vida política, social y económica de la nación. Estos sectores nos invitaron a considerar la nominación presidencial, nos motivaron a ir en su búsqueda, expresándonos su confianza en nuestra demostrada capacidad gerencial, en nuestra capacidad para el diálogo franco y la gestión de puertas abiertas.
La decisión que anunciaré no es el resultado de un ejercicio de pobre y simple vanidad personal, de la cual estoy liberado afortunadamente desde hace muchos años. No es el resultado de una sed de poder, pues afortunadamente y gracias a mi trabajo no me hace falta nada desde el punto de vista material. Estoy
en este lugar por absoluta convicción de servidor público.
Para mí en lo personal este paso significa inmensos compromisos históricos con una nación, con un país que exige no detener el gigantesco avance que hemos tenido en los últimos años. Es un profundo compromiso con un pueblo que quiere abandonar la pobreza por siempre. Como verán el reto es gigantesco.
Soy un dominicano que nunca antes ha intentado optar por un cargo público de elección popular. Hoy me paro frente a los dominicanos como un político comprometido con el siglo XXI, comprometido con la sociedad red, comprometido con la educación para derrotar a la pobreza, una de las grandes banderas del Presidente Danilo Medina. Percibo la política conectado con la nueva sociedad. Soy reacio a la vieja política.
Por eso estoy convencido que este reto es para políticos maduros, para políticos de nación, para funcionarios de gobierno que entiendan que su misión es servir al pueblo y no ser servidos por el pueblo. Ser presidente de la gran República Dominicana es el compromiso más grande que pueda tener sobre sus hombros cualquier ciudadano.
Lamenté profundamente la decisión del presidente Medina de no participar en los comicios del 2020. Su gestión de gobierno ha tenido una proyección histórica que no debe interrumpirse.
Pero confieso que esa decisión del presidente Medina impactó profundamente en mi percepción acerca de la política y el liderazgo verdadero. Recibí otra gran lección acerca del desprendimiento que debe caracterizar al liderazgo, una gran lección acerca del trabajo en equipo, una gran lección acerca de saber
medir los tiempos y las oportunidades, de cuándo debemos apartarnos y cuándo no. Son lecciones de un Estadista.
En fin, del presidente Medina recibí una gran lección acerca de la política moderna. Esta gran obra, que hoy es valorada positivamente por la mayoría absoluta de los dominicanos, no es sólo el resultado de un gran líder sino de un inmenso equipo de gobierno, de un gran partido político como lo es el PLD, de varios partidos aliados, y de muchas organizaciones civiles.
Por esa razón, esta tarde y en este momento, informo lo siguiente:
Dominicanos y Dominicanas, les confirmo mi decisión de competir por la candidatura presidencial del Partido de la Liberación Dominicana en las primarias del 06 de octubre.
Ademas les informo que hoy en la mañana he presentado al sr presidente de la REP mi carta de renuncia irrevocable al cargo de ministro de MOPC con efectividad al proximo lunes del 05 de agosto.
Trabajare incansablemente para hacerme merecedor de la confianza y el voto del Pueblo dominicano.
Ganaremos con toda seguridad las primarias del Partido de la Liberación Dominicana, y ganaremos las elecciones de mayo del 2020. Les garantizo que me esforzaré en ser un buen Presidente, dedicado por entero al servicio de la nación.
Es muy exigente la misión que asumiremos. Suceder a un gran Presidente y a una gran gestión de Gobierno es un inmenso reto. Ante ello, desde hoy les ratifico, me comprometo a darlo todo para también ser un buen Presidente, dedicado por entero y sin límite al servicio de la Nación.
Al lado de Danilo Medina hemos adquirido la preparación y la experiencia de Estado, para rodearnos de los mejores hombres y mujeres, necesarios para formar un gran equipo y hacer un buen gobierno.
Un buen gobierno que pueda continuar, emular y también ampliar, la gigantesca gestión del Presidente Danilo Medina.
A su lado, los últimos siete años, hemos trabajado en cuerpo y alma para servir a nuestra Patria al frente del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, el cual hemos convertido en una institución moderna al servicio del pueblo dominicano. Desde allí hemos intentando llegar a cada rincón del país, manteniendo contacto directo con todas las Provincias y con todos los segmentos de la población, trabajando incansablemente junto al Presidente Medina por una mejor Republica Dominicana.
Queremos ser Presidente, porque queremos una sociedad aun mas inclusiva, con mas servicios 911, con mas servicios de seguridad vial, con mas escuelas, con mas estancias infantiles, con mas tandas extendidas, con mas hospitales y mejores servicios de salud, con mas turismo, con mas visitas sorpresas, con más puntualidad, con más transparencia, con mas estabilidad macroeconómica, con mas creación de empleo, con mas zona franca, con mas viviendas.
En fin, queremos ser Presidente para trabajar por una mejor República Dominicana, una República Dominicana con más igualdad, más ascenso social, más seguridad, más progreso, la República Dominicana que todos soñamos y merecemos.
Amigos y Amigas, el compromiso que hoy asumimos es inquebrantable. En lo adelante, con Dios y con el apoyo de ustedes, no habrá fuerza alguna capaz de desviarme del compromiso que hemos asumido: ganar la Presidencia de la Republica Dominicana para seguir avanzando.
La República Dominicana se ha convertido en el país que mas brilla en Latinoamérica. Por eso responsablemente ante ustedes, asumimos el compromiso de trabajar arduamente para que nuestra Nación siga brillando aun con más intensidad.
Quiero dejar un mensaje especial a mis compañeros del Partido de la Liberación Dominicana. Mucho se dice en la calle que el PLD está dividido, que no nos queremos juntos. Pues se equivocan. Al PLD no lo divide nadie. El PLD le pertenece al pueblo y no a figuras en particular.
El PLD del profesor Juan Bosch nació para hacer historia como partido. Y ese partido es la expresión clara de un sentimiento popular, de un sentimiento de Nación. Nada ni nadie nos desviará de ese camino.
Los hombres somos transitorios, el partido tiene trascendencia histórica.
Hoy competimos internamente para designar, entre muchos dirigentes de gran valía, a quien nos va a representar en la contienda presidencial. La participación de muchos aspirantes es la mejor demostración de un partido democrático, vigoroso, sano. No en vano el PLD es el partido con el cual se identifica la mayoría absoluta de los dominicanos.
El que resulte ganador dentro del PLD, llámese como se llame, ese será el candidato único de todos. Si no salgo favorecido en una contienda interna transparente y absolutamente democrática, contarán conmigo en la primera fila. No será a marcha lenta.
Asimismo estoy convencido que de yo resultar ganador, obtendré el respaldo masivo de todos los seguidores de Juan Bosch. Y seré el candidato de todos, absolutamente todos.
El PLD es un partido de paz. Nuestro Presidente Danilo Medina es un hombre de paz, y este es un Pueblo que vive en paz y que quiere seguir viviendo en paz. Los precandidatos del PLD tenemos la responsabilidad de garantizar esa paz.
De esta manera podremos concurrir mas unidos que nunca a las Elecciones del tercer domingo de mayo del 2020, lo cual afianzará el triunfo del Partido de la Liberación Dominicana.
Agradezco a mi familia su comprensión, entendimiento y apoyo para poder, desde la Presidencia de la República, continuar trabajando 7 días a la semana
como hemos hecho en estos últimos 7 años junto a este gigante que es el presidente Danilo Medina.
Agradezco a todo el pueblo dominicano, a quienes les pido que sigamos juntos. Que continuemos la obra en beneficio y por la esperanza de todo el país.
Finalmente, brindo un noble agradecimiento a Dios todopoderoso por todos los dones que me ha dado, por su aliento en mi empeño constante de respetar y hacer valer los principios cristianos y los grandes valores sociales dominicanos.
Pido a Dios la mayor de las bendiciones en este nuevo compromiso que asumiré con la misma honestidad y transparencia, con la misma disciplina de trabajo, con el mismo compromiso con que he asumido todos los retos de mi vida.
Continuemos trabajando juntos, continuemos con el cambio positivo de nuestra nación y continuemos,sobre todo, poniendo manos a la obra.
Que Dios nos bendiga y manos a la obra.

Muchas gracias

Share on Google Plus

About www.elfututo.net

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment