Reflexión: No es cuestión de decir "soy".

Por Luis Herasme


Nunca uso el nombre de Dios como instrumento de disuasión y persuasión en busca de respaldo propio ni bajo ninguna otra pretensión. 

Mucho se ha abusado de su nombre para pisotear esperanzas y excluir a los verdaderos herederos de su honra.

Recordemos que el propio Jesucristo fue víctima del poder romano que usó el vocablo "Dios" con insistencia para perseguirlo, crucificarlo e impedir el reino de justicia social que profesó en tierra en nombre del padre. 

No es cuestión de "decir soy". Es el corazón, son los hechos y los propósitos los que te definen como "bueno" o "malvado" ante Dios, quien lo ve todo y nos coloca en su justo lugar.
Compartir en Google Plus

Sobre Luis Herasme

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment