Transfieren a Barahona niños de Uvilla comieron salami envenenado.


Por Benny Rodríguez.

Barahona.- Un niño y una niña que comieron un salami encontrado en una calle de la comunidad de Uvilla fueron ingresados en el Hospital Regional Universitario Jaime Mota, luego de presentar signos de envenenamiento.


Se trata de los hermanitos identificados como el niño Saúl y la niña Rashel Sánchez Rossó, ambos de cinco años de edad, hijos de Pedro Rossó González, un capitán retirado de la Policía Nacional.

Primero fueron llevados al hospital Julia Santana del municipio de Tamayo,  por su tío el profesor Gaspar Rossó González,  desde donde fueron referidos a la emergencia del Regional Universitario Jaime Mota, donde están ingresados.

Conforme a informaciones obtenidas, un señor de la comunidad de Uvilla arroja salami envenenado a los perros, una práctica que pone en riesgo la vida de la personas y que debe ser enfrentada por las autoridades.

Un familiar cercano a los pequeños, que no se identificó, dijo que los médicos de la emergencia del Hospital Regional Universitario Jaime Mota le habrían comunicado que si se hubieran demorado un un momento más en llegar al centro, el
niño Saúl pudo haber muerto.
Créditos: La Lupa del Sur.
Compartir en Google Plus

Sobre Luis Herasme

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment