Podemos y Ciudadanos derriban bipartidismo en España.



Estado del bipartidismo: PP - PSOE
  • 2015
    90123213
  • 2011
    186110296
176
350
Esc.%Votos
PP12328,727.211.111
PSOE9022,025.528.446
PODEMOS*6920,665.186.699
C's4013,933.497.710
ERC-CATSI92,39599.289
DL82,25565.501
EAJ-PNV61,2301.585
EH Bildu20,87218.467
IU-UPeC23,67922.484
























www.elfututo.net

ESPAÑA.
El imperio del bipartidismo en España, constituido por el Partido Popular -PP- y el Partido Socialista Obrero Español -PSOE-, llegó a su fin en las elecciones de este domingo 20 de diciembre, quedando imposibilitados de formar gobierno por si solos, teniendo como opción obligada propiciar alianzas con los Partidos Podemos y Ciudadanos que resultaron en tercer y cuarto lugar respectivamente.

El ganador relativo del certamen es el PP, con 123 diputados, pero para formar gobierno necesitará 176, en similar situación queda el PSOE, que obtiene 90 escaños.

En tercer lugar queda el Partido Podemos, con 69 diputados, y Ciudadanos con 40.


VEAMOS LA SIGUIENTE HISTORIA TOMADA DE WWW.ELMUNDO.ES

El asalto a los cielos que Pablo Iglesias auguró hace un año tiene una cifra: 69 escaños. Su partido, Podemos, y las plataformas nacionalistas que lo apoyan protagonizaron la mayor irrupción en el Parlamento de una fuerza nueva. Lejos de hacer cualquier guiño al PSOE, Iglesias se ofreció al independentismo como el único capaz de solucionar las tensiones territoriales.

«Somos la única fuerza política capaz de liderar el cambio territorial que respete a la España plurinacional», señaló ayer Pablo Iglesias en su primera intervención. El líder de Podemos cumplía así con las plataformas de izquierda nacionalista que le apoyan y arrojaba el guante a otras agrupaciones independentistas que han obtenido representación en el Parlamento. Podemos es la única formación que se ha comprometido en la campaña a celebrar un referéndum soberanista enCataluña.

Pablo Iglesias ha asaltado «los cielos» de la izquierda con un resultado histórico -69 diputados y un 22,6% de los votos- que sitúa a la formación morada muy cerca del PSOE en sufragios, aunque algo más alejada en escaños; una situación inimaginable hace tan sólo 16 meses cuando el partido irrumpió de la nada en las elecciones europeas.

A pesar de no haber logrado el gran objetivo de superar a los socialistas en el número total de papeletas, el resultado erige a Podemos en el gran ganador del20-D y en el tercer gran partido de España en sus primeras elecciones generales, muy por encima de Ciudadanos. Esto le coloca a las puertas de competir en el futuro la hegemonía de la izquierda mirando de tú a tú al PSOE. «España ha votado cambio de sistema», proclamó anoche Iglesias.

Lo paradójico del resultado es que a pesar del fuerte retroceso de los socialistas y la espectacular entrada de Podemos en el Congreso, Iglesias podría ayudar a Sánchez a convertirse en el próximo presidente del Gobierno gracias a su apoyo. Algo que venderá muy caro y que provocará unas negociaciones durísimas.

Ayer, el propio líder de Podemos adelantó tres posibles condiciones para tender la mano y entenderse con cualquier partido: «revocabilidad» del presidente, «blindaje» de los derechos sociales y reforma de la Ley electoral. Fue más tibio respecto al referéndum en Cataluña, que no citó entre esas líneas rojas, y que apoyarían en el nuevo Congreso fuerzas que rebasan los 90 escaños. En todo caso, Pablo Iglesias reivindicó que Podemos es «la única fuerza de ámbito estatal capaz de liderar un nuevo acuerdo territorial que respete la España plurinacional».

Lo que parece claro es que Iglesias estaría llamado a convertirse no sólo en la correa que apriete fuertemente las políticas del PSOE, sino también en uno de los líderes políticos más influyentes en un Hemiciclo con una inédita fragmentación y abocado a una gran incertidumbre.

Con el hito de su resultado y el derrumbe del bipartidismo «del turno» PP-PSOE, Podemos dio anoche por superada una «época histórica» en España y proclamó que se ha abierto «una segunda Transición». Y para afrontarla, Iglesias enarbolará una profunda reforma de la Constitución sustentada en cinco «grandes acuerdos». Son pactos que reclaman el «blindaje» de los derechos sociales, la despolitización de la Justicia, la reforma de la Ley electoral, la inclusión de medidas anticorrupción y, quizá el más conflictivo de todos ellos para una alianza con el PSOE, el derecho a decidir.

Podemos entra lanzado al Congreso gracias a su rotundo resultado en las llamadas comunidades históricas. Empuñando el derecho a decidir y reivindicando el «Estado plurinacional» y «el país de países», Podemos logra cifras históricas enCataluña (12 escaños y primera fuerza), Comunidad Valenciana (nueve diputados), Galicia (seis y segunda fuerza) y País Vasco (cinco parlamentarios y primer partido en votos).

Esto significa que las alianzas territoriales han tenido una influencia arrolladora en el resultado general de Podemos. Aunque, al mismo tiempo, provocará que el partido vaya a quedar troceado en cuatro grupos parlamentarios distintos en el Congreso: el nacional «Podemos», el catalán «En Comú Podem» (por su pacto con Barcelona En Comú, ICV y EUiA), el valenciano «Compromís-Podemos-És el moment» (por su alianza con Compromís) y el gallego «En Marea» (por el acuerdo con Anova, EU y las Mareas).

Especialmente significativo es su resultado en Cataluña, en un momento de fuerte polarización sobre la independencia y donde es el único partido nacional que se compromete con la celebración de un referéndum. Gracias a su pacto con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que ha sido la auténtica estrella de Podemos en la campaña, el partido de Iglesias resucita respecto a las elecciones catalanas y se convierte en el primero con 12 diputados. También histórico es el resultado en Madrid, con ocho diputados, donde supera en 100.000 votos y dos escaños al PSOE.
El gobernante Partido Popular (PP) ganó las elecciones generales en España con 123 diputados, seguido del PSOE con 90 diputados, y Podemos que junto a partidos aliados obtuvo 69 diputados.

En cuarto lugar quedó el partido Ciudadanos con 40 diputados, según el 99.5 por ciento de los votos escrutados.

 


 

El partido de Mariano Rajoy, pese a la cantidad de votos obtenidos, no alcanzó la mayoría absoluta. El PSOE logró mantener la segunda posición pero le sigue el partido de Pablo Iglesias, que salió reforzado con 69 asientos en la Cámara y se consolidó como primera fuerza política tanto en Catalunya como en el País Vasco.

La participación electoral superó el 72 por ciento informó el Ministerio del Interior, tres puntos más que en 2011. 

El PP fue el partido más votado, pero no por eso tiene garantías de poder formar Gobierno. 
Respecto a 2011:
- El PP ha perdido 3 millones 890 mil votos y 67 escaños
- El PSOE ha perdido 1 millón 645 mil votos y 18 asientos

 Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSUR bajo la siguiente dirección: 
 http://www.telesurtv.net/news/Fin-del-bipartidismo-en-Espana-PP-gana-comicios-pero-sin-mayoria-20151220-0041.html. Si piensa hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y coloque un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. www.teleSURtv.net
Compartir en Google Plus

Sobre Luis Herasme

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment