CAC anuncia 190 obreros cañeros han sido regulados.

Fotos Luis Herasme, para elfututo.net

www.elfututo.net

En un acto realizado en Batey Cinco, provincia Bahoruco, el Consorcio Azucarero Central -CAC-, y la

Dirección General de Migración, dejaron iniciado el proceso de entrega de documentos a 420 obreros haitianos temporeros que trabajan en las plantaciones de caña, de cuya cantidad 190 fueron documentados.
El evento contó con la asistencia de cientos de haitianos y dominicanos, además de ejecutivos de Migración, del Consorcio, autoridades de las provincias Bahoruco, Barahona e Independencia y de enviados internacionales.

Para el presidente del Consorcio Azucarero, Virgilio Pérez Bernal, el proceso iniciado es de alta trascendencia, porque reafirma la voluntad de esa empresa de seguir trabajando en armonía con las leyes de la epública Dominicana y garantizando el respeto a los derechos humanos.

Dijo que el CAC ofrece un trato justo a todos sus empleados y que su principal compromiso es contribuir al desarrollo socioeconomico del Suroroeste.

Más detalles en la siguiente historia de la autoría de Benny Rodríguez.

Benny Rodríguez
Batey Cinco

Jean Vilme Vil, un joven haitiano de 21 años, que trabaja en el Consorcio Azucarero Central (CAC), arrendatario del ingenio Barahona, durante la mañana de este martes se mantuvo sereno y callado, mientras pasaba de un lado a otro las hojas de su libreta nueva de pasaporte y un carné de Migración que regularizan su estatus migratorio como trabajador temporero en la República Dominicana.

Como él, otros compatriotas suyos, 190 en total, esperaban la llegada del director de Migración, José Ricardo Taveras Blanco; Cy Winter, jefe de Misión en la Republica Dominicana de la Organización Internacional de las Migraciones (IM); Virgilio Pérez Bernal, presidente del CAC; Jaime Bonifasi, gerente general del central azucaro local; Pierre Philipe Brunet, cónsul de Haití en Barahona y el embajador de Guatemala, Alejandro Buitrón.

Además, Gloria Gasso, Ministra Consejera y encargada de asuntos consulares de la embajada de El Salvador y el gobernador de la provincia Bahoruco, Luis Emilio Peña. Todos participaron en el acto en donde se entregarían los pasaportes y el carné a los obreros haitianos con los que regularizan su estatus legal en el territorio nacional.

Son 420 los trabajadores temporeros del vecino país que trabajan en el CAC, pero solo pudo completarse los trámites de los primeros 190 y están en proceso para dotarlos de sus respectivos pasaportes y el permiso correspondiente por parte de Migración para que estos extranjeros puedan trabajar y vivir legalmente en el país.

Incomprendida

Para el Director General de Migración, José Ricardo Taveras Blanco, la República Dominicana resulta ser incomprendida en el mundo porque, a su juicio, no conocen la historia, logrando por esa razón un deterioro de su imagen pública en el exterior.

Sin embargo, sostuvo que a la sociedad dominicana hay que reconocerle el derecho que tiene a ordenar su sistema migratorio, cosa que afirmó, debió embarcarse el país desde hacía mucho tiempo y, agregó: “ ha llegado el momento en que la sociedad demanda, reclama el cumplimiento de las leyes y las normas jurídicas”.

Opina que la Republica Dominicana avanza en el aspecto institucional en el siglo XXI y plantea que las relaciones armoniosos que debe existir entre Haití y el país debe darse sobre la base del cumplimientos de las leyes con el propósito de hacer posible el desarrollo a ambos lados de la isla.

Taveras Blanco, sostuvo que la verdadera lucha que deben librar tanto Haití como la República Dominicana es actuar junta en contra de la migración ilegal y el tráfico de personas.

Trascendente

En tanto que Virgilio Pérez Bernal, presidente del Consorcio Azucarero Central, calificó de trascendente el evento porque se regulariza a una parte importante de su personal que trabaja en el corte de la caña, una iniciativa que forma parte del cumplimiento de esa empresa con las leyes y normas de la República Dominicana.

Sostuvo que el CAC con la realización de este acto reafirma su compromiso con el cumplimiento de las leyes dominicanas y la decisión de dispensar un trato justo a todos sus empleados y su firme compromiso de seguir aportando al desarrollo socioeconómico de la Región Suroeste.

Que nadie cruce la frontera ilegalmente

Pierre Philipe Brunet, cónsul haitiano con asiento en Barahona, exhortó a sus compatriotas a no cruzar la frontera hacia la República Dominicana en forma ilegal, tras animar a los 190 que recibían sus documentos que regula su estatus migratorio en el país a comunicarse de inmediato con sus familiares y amigos para darles esta grata y positiva noticia.