8 feb 2021

Andrés Arauz y venidera segunda ronda electoral en Ecuador.


Lunes, 8 de febrero 2020, 10.46 am (RD)
Por Luis Herasme

Cuando se ha contado el 97.56% de los votos, se origina en Ecuador un empate técnico entre Yaku Pérez y Guillermo Lasso, con 19.80%, el primero, y 19.60%, el segundo, a una distancia de más de 12% de Andrés Arauz, quien tiene el 32.21%.

Habrá segunda ronda el 11 de abril entre Arauz, de la la izquierdista Unión Nacional de la Esperanza (UNES) frente a Yaku Pèrez, del centro derechista Movimiento Plurinacional Pachakutik, o frente al conservador de extrema derecha Guillermo Lasso, alto banquero de Guayaquil..

¿Contra quien iría más cómodo en la competencia la izquierda revolucionaria que representa Arauz?.

Es evidente que el poder económico que controla la inmensa mayoría de los medios de comunicación no tendría inconvenientes en respaldar a uno u otro. Ninguno de ambos amenaza sus intereses monopolistas.

Lasso, es un representante y a la vez parte de la alta élite económica ecuatoriana; Pérez, promete respetar el orden vigente.

El gran capital teme a una muy posible victoria en segunda ronda de Andrés Arauz, quien plantea el retorno de las transformaciones y de la Revolución Ciudadana. Esa premisa lleva a suponer que un sector del gran capital, perciba que con Lasso seria más lejana la posibilidad de ganar que siendo Yaku Pérez el candidato. No estarían equivocados.

Si no es Yaku, independientemente de la posición que asuma de cara al certamen, parte de la marginada y empobrecida base social indígena que lo respaldó jamás apoyaría a Lasso, y en cambio sí lo haría por Arauz.

Dicho de otra manera, a Yaku se le haría muy difícil endosar mucho a una eventual candidatura de Lasso, en el hipotético caso que quedase descalificado para pasar a la segunda.

El panorama es sombrío. Andrés Arauz tendrá que plantear una estrategia que permita aglutinar respaldo de todos los lados y responder con éxitos a una inminente y descomunal campaña sucia en los siguientes 60 días, hasta las elecciones de abril.

Al progresismo de Ecuador, que representa La UNES, le esperan adversidades nunca antes vistas, pero tiene la mayor posibilidad de vencer y ganar la presidencia, vistos los resultados en la primera ronda y por encarnar los sueños de redención de la mayoría desposeída.