Noel esperaba apoyo de su hijo Héctor, pero jamás que lo matara.


Redacción: El Fututo/Luis Herasme
SANTO DOMINGO. El anciano Antonio Noel Florentino Arias, de 79 años de edad, quien residía en el barrio El Progreso de Los Alcarrizos, jamás imaginó que una de las personas que más debió velar por su vida y su salud, su hijo Hector Antonio Florentino Paulino, de 33 años, le quitaría la vida.
Florentino Arias, un obrero sacrificado que en vida no tuvo la oportunidad de aprender a leer y a escribir, tal como lo demuestra su cédula de identidad electoral, en la que firma con cinco cruces, murió a picazos la noche del viernes a manos de su hijo Héctor, quien este sábado fue apresado por la Policía.
Las circunstancias en que ocurrió el hecho no han sido indicadas, pero nada justificaría un crimen y menos cuando el criminal es el hijo que debió dar siempre gracias a los padres que les dieron la vida y les garantizaron tamaño y salud física.
Si alguna vez Antonio Noel temió morir asesinado, miró lejos de los suyos la "amenaza", porque los hijos están para velar por sus padres, darles apoyo y calor hasta el último suspiro del ciclo natural de sus vidas.
Compartir en Google Plus

Sobre Luis Herasme

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment