El Procurador Alain dice "es funesto" fallo pone en libertad a Rondón y a Rúa.


Por Luis Herasme.

El procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, está "incómodo" con los jueces de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), porque a su juicio no están luchando contra la impunidad y la corrupción en el caso Odebrecht.


Alain Rodríguez, reaccionó "indignado" por la orden de libertad que dictó ayer el magistrado Francisco Polanco, a favor de Victor Díaz Rúa, ex ministro de Obras Públicas, y el empresario Angel Rondón, y la calificó de "funesta".

El procurador volvió a defender la calidad de los expedientes acusatorios del Ministerio Público y dijo que el fallo del juez Polanco es como "la crónica de una muerte anunciada", aunque expresó respeta la decisión.



El juez Francisco Polanco, designado por la Suprema Corte para dirigir la instrucción especial del caso, dispuso la libertad de Rondón, contra quien pesaba una orden de un año de prisión preventiva Najayo Hombres, y en cambio le impuso el pago de una garantía económica de 70 millones de pesos, presentación cada mes ante la Procuraduría e impedimento de salida.

Polanco, también varió la coerción a Díaz Rúa, quien ya no cumplirá los 9 meses de prisión y en cambio pagará 50 millones de pesos de garantía y presentación periódica.


Ya antes, el 9 de julio del 2017, la la Segunda Sala Penal de la SCJ, presidida por la Jueza Miriam Germán, había dispuesto la libertad condicional de Temístocles Montás, Andrés Bautista, Radhamés Segura, Máximo D’ Oleo, Ruddy González y César Sánchez, a quienes el Tribunal también impuso el pago de garantía economía, impedimento de salida del país y presentación periódica.


En aquella ocasión, el procurador Jean Alain Rodríguez, también se quejó de los jueces por el fallo y más en respuesta a la magistrada Germán, quien había emplazado 
al Ministerio Público a buscar pruebas contundentes contra los acusados.


Germán había dicho que los expedientes carecen de elementos probatorios.


Odebrecht habría revelado que repartió, vía el empresario Rondón, 92 millones de dólares, para obtener contratas de obras del Estado dominicano por más de 6 mil millones de dólares, entre el 2002 al 2014.