República Dominicana reafirma diálogo es la vía ante conflicto interno en Venezuela.


Santo Domingo

El Ministro de Relaciones Exteriores, Miguel Vargas, rechazó la amenaza de una eventual intervención militar contra Venezuela y reiteró que la opción diplomática es la vía para solucionar un conflicto interno en un país amigo, cuyo gobierno fue electo democraticamente.
Aseguró que el camino debe ser el dialogo franco y sincero entre las partes, esa sería la ruta para lograr un acuerdo de reconciliación nacional que garantice la convivencia pacífica y democrática del pueblo venezolano.

El canciller dominicano sostuvo que una acción militar de los Estados Unidos en Venezuela agravaría aún más el conflicto.

“Evidentemente que sería un contrasentido si lo que se busca es solucionar una crisis política interna en un país de la región donde, además, existe un gobierno elegido democráticamente por el pueblo venezolano…”, expresó el canciller dominicano.


Y agrega: “El Gobierno dominicano reitera su posición inicial de que haya una solución diplomática a la crisis venezolana, planteada en los términos de una negociación equilibrada, con el acompañamiento de países amigos que garanticen el cumplimiento cabal de los acuerdos a que se arribe”.

En ese tenor recordó que el presidente Danilo Medina puso el territorio dominicano a disposición de las partes en conflicto para esa negociación y se lograron algunos avances en reuniones sucesivas celebradas en la región, con representación tanto del sector oficial como de la oposición venezolana.

“Ha sido esa la razón, precisamente, por la que República Dominicana se ha mantenido en la equidistancia en todos los foros donde la diplomacia internacional ha debatido el problema, porque entiende que la existencia de un arbitraje imparcial resultará imprescindible en la solución de un conflicto en un país que durante seis décadas ha dado cátedra de ejercicio democrático en América Latina”, manifestó el canciller dominicano.

Puntualizó que se hace urgente que las partes en conflicto se avoquen a participar en un dialogo para lograr un acuerdo.