Blas Peralta se "convirtió" al evangelio; dice ya no será desobediente ni tramposo.



SANTO DOMINGO. Blas Peralta afirmó que tomará los caminos de Dios, con quien ha sido “desobediente” y un “tramposo” durante toda su vida, razón por la que cree está en la cárcel, condenado recientemente por el asesinato del exrector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Mateo Aquino Febrillet.
Sostuvo que es la decisión más importante que ha tomado en su vida y la que le ha llegado “a lo más profundo” de su “alma”.

En un vídeo, grabado en el Centro de Corrección y Rehabilitación de La Romana, y difundido por el Ministerio Internacional llamado Cámara Internacional de Avivamiento, dijo que espera salir pronto de la cárcel después que agote todas las instancias a la que recurrirá para salir a la calle a difundir la palabra del Todopoderoso.

“Voy para la calle a pescar hombres y mujeres, niños y ancianos para traerlo al redil de Jehová, de los ejércitos, Rey de reyes, el Señor de señores”, aseguró el empresario del transporte de carga y quien dirigía el sindicato más poderoso en esa área, la Federación Nacional de Transporte Dominicano (FENATRADO).

“Para mí –continuó– 30 y 60 años ha sido igual, primero en una apelación, esa sentencia será nula, cuando vayamos a casación eso baja a 15 y cuando vayamos a la Suprema Corte de Justicia va a bajar a diez. Y tengo la fe de que en el 20 estoy yo en mi casa con mi familia y no solamente eso que ahí voy a comenzar con el ministerio que yo quiero que el Señor me permita”.