Por Welkin Cuevas: "Políticos relanzan su estrategia para desacreditar al PLD".

Escrito por Welkin Cuevas.

“Un sector del PRM utiliza el  movimiento de la Marcha Verde como el escenario propicio para dfamar y calumniar al Partido de la Liberación Dominicana".


El movimiento apartidista, que originalmente fue asumido por la ciudadanía como un medio de reclamos contra toda clase de corrupción e impunidad, ha sido tergiversado por un sector partidista. Aprovechando el desarrollo de la Marcha Verde, un sector del PRM se propone dos jugadas políticas con miras a las elecciones del 2020; la primera, es el interés de catapultar al reciente ex candidato por encima del ex presidente que también aspira por la misma organización; y el segundo objetivo es dañar una de las principales fortalezas reconocidas por la ciudadanía cuando en las elecciones del 2016 ratificó al gobierno del PLD con un 62% de los votos: como resultado de la alta valoración y el reconocimiento de la honestidad e integridad que caracteriza al presidente Danilo Medina.

Lo más peligroso es que ese afán por desacreditar a otras instituciones no es nuevo en el candidato del PRM sino que se reactiva coyunturalmente. Basta recordar que en mayo de 2016 cuando tras conocer los resultados de ese certamen, surgió en forma paralela e inmediata, una especie de insurrección de ese mismo sector del PRM, cuyo candidato y estrategas -al ser ampliamente desbordados por el PLD y aliados en votos populares,- apenas pudo ceder su controversia gracias al llamado de varios sectores nacionales que le exhortaron al beligerante candidato contribuir con el clima de estabilidad económica sustentado en las condiciones favorecidas por el orden institucional y democráticamente establecido en el pais.

Así fue como ese sector político radical, en la persona del candidato de referencia, cedió en ese contexto de descrédito contra las instituciones nacionales, sólo cuando comprendió que su intento de crisis post-electoral afectaría los sectores económicos donde están sus intereses personales.

Sin embargo, ahora descubrió cómo disfrazar de verde sus verdaderos colores: azul y blanco, con el fin de aprovecharse de ese movimiento popular, poniendo en práctica el segundo capítulo de su estrategia: infiltrar a sus connotados dirigentes incluidos candidatos municipales y congresuales, entrenados para difamar, calumniar y desacreditar de forma irresponsable al gobierno y al PLD; aunque eso implique sin que les importe a ellos, politizar los propósitos iniciales de ese movimiento contra la corrupción.

Mi análisis en este artículo no es con el fin de oponerme a la Marcha Verde, sino para alertar a dicho movimiento sobre el grave daño que le significa a su credibilidad y utilidad cívica, el hecho de que sectores políticos partidarios utilicen este escenario para infringir en forma oculta, el descrédito generalizado contra el gobierno y el partido que le sustenta. Frente a ese despropósito es que considero necesario pedirle al sector implicado del PRM, que asuma de forma responsable su propia causa anticorrupción y que cese la contaminación a la marcha la cual por es intromisión política, se percibe que ahora sus fines pasaron de reclamos contra toda clase de impunidad, para ser utilizados con fines politiqueros.

Es oportuno destacar que entre los perremeistas existen personas que jamás se prestarían a jugadas desleales como las aquí descritas. También es posible que algún funcionario del PLD se haya aprovechado en beneficio personal de la administración de recursos públicos. Sin embargo, la inmensa mayoría de peledeistas tenemos motivos para sentirnos orgullosos de los ejemplos que nos inculcó el profesor Juan Bosch en su trayectoria personal y política.

Esa es la realidad política nacional y en torno a la cual, debemos estar conscientes los peledeístas y fuerzas progresistas sintonizados como un sólo cuerpo, y como referencia para la acción sugiero que en la provincia Bahoruco demos un paso al frente defendiendo con ejemplos: que somos personas honestas; reiterando que el Gobierno que encabeza el presidente Danilo Medina se ocupó de democratizar las obras del Estado con la implementación de concursos públicos totalmente transparentes sin exclusión ni preferencias partidarias; y afirmando que en los periodos en los cuales el PLD ha gobernado y dirigido el Congreso Nacional, es cuando más leyes se han aprobado para fortalecer la institucionalidad, la ética pública, la integridad gubernamental y la transparencia en la Administración del Estado Dominicano.






Compartir en Google Plus

Sobre Luis Herasme

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment