Alcaldía de Tamayo dice no construirá obras este año, para pagar deuda encontrada.

Uraldo Mesa (Yayo). Foto de archivo.
SANTO DOMINGO.- El Cabildo de Tamayo optó por postergar para 2018 la construcción de obras para pagar una deuda superior a los 12 millones de pesos dejada por la anterior administración, declaró el alcalde perredeista Huraldo Mesa.

“Solo al contratista Gersin Reyes se le adeudan más de dos millones de pesos”, dijo Mesa.

De acuerdo con el funcionario edilicio, son insoportables las presiones de comerciantes y otros acreedores con los que se asumieron compromisos, “incluso, hasta pocos días antes de la salida de la gestión municipal encabezada por el entonces alcalde Menin Cuebas, del Partido Revolucionario Moderno (PRM).

Mesa, médico y abogado, dijo que “hemos debido destinar cuantiosos recursos para recuperar y habilitar activos abandonados o en manos de particulares”.

Dijo que los datos sobre la problemática financiera fueron rescatados por la Contraloría del Cabildo, dado que los documentos habían sido incinerados en un “siniestro provocado”.

Además, prosiguió el edil, no se encontraron soportes de nada, ni documentos, porque fueron incinerados por manos criminales.

“Nosotros esperamos que la intervención de la Cámara de Cuentas arroje luz sobre los responsables de cada una de las irregularidades presentadas”, precisó el doctor Mesa.

Agregó que los cheques y otros documentos les fueron entregados a la Cámara de Cuentas como organismo fiscalizador y a los cinco concejales.

Las declaraciones del funcionario fueron ofrecidas en una reunión con directivos de la Asociación Pueblo Unido por Tamayo (Aporta), que agrupa a los nativos de la comunidad residentes en Santo Domingo y otras ciudades dentro y fuera del territorio nacional.

El alcalde había entregado, en otro escenario, una relación de copias de cheques emitidos por el ex alcalde Cuevas en favor de funcionarios del Cabildo, incluidos el tesorero José D. Reyes por más de siete millones 400 mil pesos y el contratista Benito Batista Matos, por más de 16 millones 600 mil pesos.

Otros beneficiarios de los fondos supuestamente sustraídos del Ayuntamiento de Tamayo habrían sido en favor de choferes y mensajeros, como los casos de Juan Cordero, por más de ocho millones 200 mil pesos; Ovidio Méndez, más de siete millones 700 mil; y Bernardina Pérez Figuereo, por 878,300 pesos.

Al sostener un encuentro ameno para acordar actividades en ocasión del aniversario de la fundación del municipio, el 18 de marzo próximo, Mesa ofreció su despacho y otras oficinas del Cabildo para que los tamayeros, dondequiera que residan, acudan a auscultar cual que sea el documento e informaciones que precisen.

También ofreció en conjunto con la Aporta definir los proyectos e iniciativas a ejecutar con los recursos que administra, “pero a partir de 2018, porque ya para este año solo podré saldar deudas”.