Sin sus piernas Jennifer supera con éxito su condición


Tomado de la Lupa del Sur/Escrito de Benny Rodríguez

Neiba.
- Jennifer Rosini Carvajal Medina trajo al mundo hace cinco meses, a una hermosa niña. Nació sana y fuerte. La procreó con su esposo, Jarol Geraldo Castillo, un muchacho que tiene la misma edad suya, 28 años. No tienen límites para el amor, tanto que se les olvida a ambos que a ella le faltan sus dos piernas. No puede caminar libremente, a menos que no sea en silla de ruedas.

Así como ella infinitamente ama a su pareja, a su hija y a toda familia, sin pensar en la ausencia de sus extremidades inferiores, es de eficiente en su labor como auxiliar de Registro en el Subcentro Neyba, de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), una unidad académica dependencia del Centro Barahona.

Hablando para LALUPADELSUR mientras atendía a decenas de jóvenes estudiantes universitarios, Medina agradece a Dios el haber colocado en su vida a la fallecida profesora universitaria y encargada del Subcentro, Alejandrina Luciano, que la ayudó a entrar como empleada de la Universidad Primada de América.

La discapacidad afecta a un número importante de la población dominicana. Las estadísticas las tiene la ONE y la Asociación Dominicana de Rehabilitación (ASD), una cifra cada vez más en crecimiento, que debe preocupar a la sociedad y el Estado apoyar financiera y económicamente a instituciones como Rehabilitación.

Las personas con algún tipo de impedimento no solo son importantes y desarrollan con eficiencia cualquier tipo de labor, sino que, a juicio de Carvajal Medina, deben dárseles mayor inclusión a esta población en el mercado laboral.

“Somos personas que sí desarrollamos plenamente nuestras tareas, que nos permitan probar nuestros talentos, nuestras calificaciones, aspiraciones, preferencias y poder gozar de igualdad de acceso al empleo y respecto de las condiciones de trabajo, debe ser la meta de cualquier Estado y que va a depender del nivel de educación y comprensión de la sociedad”, dijo.

Desde el año 2012 Jennifer labora en la academia estatal de este municipio, común cabecera de la provincia Bahoruco, primero como recepcionista, luego como bedel y hace dos años que fue promovida a la posición de auxiliar de Registro del Subcentro.

Su desempeño es altamente eficiente y desarrolla una capacidad increíble para tratar, incluso a personas difíciles, un puesto que se ha ganado en base a su talento y habilidades más no por su condición física, que de ser así, afirma, que rechazaría cualquier cosa que pueda interpretarse como una “lástima”.

El talento de Jennifer

La joven mujer, a la que solo le faltan doce asignaturas para investirse como licencia en Contabilidad, dijo que gracias a esa política de inclusión, de anti discriminación y de oportunidad que ofrece la universidad pública, así como a la finada profesora Luciano, ella pudo probar sus talentos y habilidades y sentirse una persona útil a la sociedad.

Sus compañeros de labores en esta unidad académica son importantes, narra ella durante la entrevista, tanto que le colaboran con respeto y la debida decencia en caso de que requiera de cualquiera de ellos en algún momento en el que desarrolla su jornada laboral.

El maestro Manuel Antonio de la Cruz Fernández, encargado del Subcentro, Rosalía Batista Rodríguez, encargada administrativa, Petra Pérez, de Registro, otros funcionarios y colaboradores de menor jerarquía de la entidad educativa de nivel superior, resaltaron las cualidades, la capacidad y la entrega con la que esta joven mujer desarrolla su trabajo.

De La Cruz Fernández, dijo que lo que necesita la sociedad dominicana son políticas claras de inclusión y de no discrimen a las personas con alguna discapacidad, poniendo de ejemplo a Jennifer Rosini Carvajal Medina, que demuestra su talento, capacidades y habilidades, “pero a partir de que se le da la oportunidad de demostrarlo”.

“Lograr eliminar la discriminación en el empleo y la ocupación debe ser la aspiración porque no basta solo con erradicar las prácticas discriminatorias, es necesario promover la igualdad de oportunidades y de trato en el ambiente de trabajo”, dijo el también Subdirector de la UASD Centro Barahona.

Afirmó que esto debe incluir todas los otros espacios: jubilación, promoción, salario, acceso a la formación profesional y desarrollo de las competencias profesionales que, recordó no son un problema en la academia estatal.
Compartir en Google Plus

Sobre Luis Herasme

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment