Ambar Brito, la arquitecta de La Nueva Barquita.


Fuente: Nuevo Diario.

SANTO DOMINGO.- “Como ser humano, porque no es tanto como profesional, me siento increíble, saber que el esfuerzo y el trabajo que estamos todos realizando es para el bienestar de ese grupo de persona”, la expresión es de la arquitecta Ambar Brito, encargada de Proyectos de la Nueva Barquita.

La profesional se refiere al equipo de ingeniería y arquitectura que le acompañan en la construcción de las obras que se levantan en La Nueva Barquita, con el concepto de mejorar la calidad de vida de las personas de escasos recursos que habitan en el sector que le da el nombre.

Es un proyecto bastante ambicioso, indica Ambar, por las obras y los servicios que se construyen, “y te voy a decir que esa es otra ciudad totalmente, ellos van a tener todas las facilidades, agua, luz, centros de salud y de diagnóstico, escuelas, estancias infantiles, centro comercial, o sea, de todo, eso va a ser bastante, bastante bueno para ellos”.

Esta joven arquitecta, egresada del Colegio Nuevo Horizontes y de Arquitectura en la Universidad Iberoamericana- UNIBE, con una maestría en la Universidad Politécnica de Madrid, España, considera que para ella es más que suficiente ayudar a los habitantes de La Barquita, “a estas personas que realmente ahora mismo están viviendo en un estado que usted sabe que es decadente”, señala.

Entrevistada en el matutino Ojalá, por el Canal 4RD, la encargada de Proyectos de La Nueva Barquita, habló de las visitas que hizo a distintas empresas públicas como privadas entregando y dejando currículo, antes de ser contratada por la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado- OISE-.

Sueña con poseer una constructora aunque dice sentirse más completa como arquitecta, pero donde pueda diseñar y construir a la vez. En el proyecto de La Nueva Barquita casi todos sus compañeros de campo son muy jóvenes.

Agradeció al presidente Danilo Medina el apoyo a los jóvenes arquitectos e ingenieros dominicanos a través de los sorteos de obras, y destacó “que le está dando oportunidad y esperanza a los jóvenes profesionales”.

Sobre el crecimiento de la ciudad de Santo Domingo, lamentó que sea de manera inadecuada y sin planificación.

Dijo que la sociedad está cambiando respecto a las oportunidades a los jóvenes sin experiencia cuando salen a buscar empleo.