Danilo inaugura estancia infantil en Higüey.


HIGÜEY, La Altagracia.- El presidente Danilo Medina proclamó este martes que el interés de su gobierno es que al terminar su mandato en República Dominicana no haya ni un solo niño que abandone las aulas escolares porque sus padres no puedan atenderlos ni alimentarlos adecuadamente.
El jefe del Estado habló al encabezar el acto de inauguración de la estancia infantil La Malena, en el municipio Higüey, provincia La Altagracia.

Reveló que quiso iniciar el programa nacional de estancias infantiles en La Altagracia por ser esta la provincia del país que cuenta con mayor cantidad de gente trabajando.

Dijo que hace unos años América Latina tenía el mayor porcentaje de madres solteras y que República Dominciana tenía el mayor número de madres que son cabezas de hogar.

Recordó que en la pasada campaña electoral prometió que esas madres serían ayudadas en su gobierno, “y lo que estamos haciendo desde el Estado, es ayudar a esas mujeres cargadas de hijos y que no cuentan con un compañero que las ayude”.

Afirmó que se ha determinado que muchas de esas mujeres tienen tres y cuatro hijos con más de un hombre, por lo que en República Dominicana hay centenares de miles de niños que están creciendo sin un referente masculino, “y lo que estamos haciendo es trabajando para que ningún niño esté en la calle porque sus madres o sus padres no los pueden educar y no lo pueden alimentar”.

Medina dijo que ya llegó el tiempo de terminar con esa situación.

“Comenzamos desde arriba con niños que ya siendo adultos no sabían leer ni escribir, pero ya más de 700 mil adultos o ciudadanos con más de quince años de los más de 800 mil que no sabían leer ni escribir, ya saben escribir”, indicó.

Pidió a quienes aún no saben leer ni escribir, que se inscriban en los núcleos de enseñanza. Dijo que la Jornada de Tanda Extendida está trabajando también para evitar la repitencia, que se verifica en estudiantes que al no recibir las proteínas adecuadas siendo niños, repiten sus cursos

Dijo que en República Dominicana tenemos el drama de niñas que comienzan su periodo de fecundidad a los 13 años y tienen que enfrentar el drama de niñas cargando niños.

“Estos programas van en la dirección de enfrentar esa situación, que las madres jóvenes y solteras puedan dejar a sus hijos en estas estancias infantiles y puedan continuar su vida trabajando y estudiando”, apuntó.